Hace un poco más de 9 años y habiendo sido parte del cambio de lo analógico por lo digital me interesé por lo todo relacionado “al internet”; así como lo llamaba la gente.

Habiendo estudiado Ciencias de la Comunicación, sin pensarlo más de 2 veces descarté la idea de salir en la televisión o hablar en radio (mi voz es demasiado aguda), me incliné por la redacción digital.

Los medios escritos empezaron a trasladar artículos y notas informativas a páginas web arcaicas que nunca pensaron adaptarse a mobile muchos años después.

Sin embargo, aunque fue largo el camino estudiando, investigando y capacitándome sobre el tema; dicho sea de paso en esa época solo existía un instituto peruano que apostó a enseñar un curso completo de “Community Manager”; ahora este panorama ha cambiado.

Aunque por años se indicó que era la carrera del futuro, en la actualidad es una de las “carrera” que ha avanzado a pasos gigantesco, aunque todavía haya un grupo de personas que no entiendan realmente cuál es su labor o simplemente piensen que “pasamos todo el día en Facebook viendo memes”

Ahora siento que estoy en el lugar correcto, y mucho más cuando converso con mis alumnos y puedo confirmar su entusiasmo por aprender, por no quedarse en la percepción que tienes muchos del Community Manager.

Es en ellos que me veo y veo reflejado a mis actuales colegas en esa época, con sus ganas de no quedarse en lo que muchos creen que se hace, quizá contestar DMs o los famosos INBOX, no solo poner posts festejando la “Semana del Pisco” o haciendo un copy/paste de la frase “entendemos tu caso y te ofrecemos las disculpas del caso, seguimos trabajando para mejorar”.

¿Cuál es el panorama actual de los CMs?

A medida que más compañías y más industrias aprovechan los beneficios de las redes sociales, la cantidad de oportunidades de trabajo disponibles para profesionales con habilidades para construir comunidades también continúa creciendo.

Las empresas están buscando profesionales que NO SOLO puedan combinar sus habilidades para entregar efectivamente las actualizaciones a una comunidad, sino también y sobretodo MÁS IMPORTANTE tener la capacidad de aprovechar esa comunidad para recopilar comentarios para que una empresa los utilice para mejorar su producto o entregar su mensaje.

Si bien las oportunidades de trabajo crecen, también lo hacen la cantidad de profesionales que incluyen habilidades en sus currículos y perfiles.

Solo en LinkedIn, el número de personas que han agregado «Community Manager» a su lista de habilidades ha aumentado un 46% año tras año.

Pero ser un CM de calidad va más allá de tener el conocimiento y los antecedentes para usar las redes sociales.

Aquí hay 10 cualidades que un CM debe poseer para mejorar las posibilidades de éxito en la posición, de acuerdo con los profesionales que trabajan hoy en día en las redes sociales y en la comunidad:

  1. Fuertes habilidades de comunicación
  2. buen juicio
  3. Empatía
  4. dedicación
  5. Habilidades organizativas.
  6. Adaptabilidad
  7. Una actitud sensata.
  8. Antecedentes en la analítica.
  9. Habilidad para habilitar a la comunidad.
  10. Pasión por la marca.

Más allá de las habilidades de un CM… ¿Qué más puede hacer?

Un CM puede escribir tus publicaciones de blog 

Todos sabemos que, para que los blogs de negocios tengan éxito, debe ser coherente.

Un calendario editorial regular mantiene a los lectores comprometidos con su marca y les recuerda que vuelvan una y otra vez a su sitio para obtener contenido nuevo.

Pero desafortunadamente, si agrega la tarea de creación de publicaciones de blog a un empleado que ya tiene otras responsabilidades, corre el riesgo de no cumplir con estos importantes plazos de publicación.

Un CM puede hacer un seguimiento con los contactos sociales 

Más allá de la creación de contenido de publicaciones de blog de alta calidad, un administrador de la comunidad puede garantizar que el valor de sus publicaciones se difunda adecuadamente a los perfiles sociales de su empresa.

Esto se puede hacer a través de una serie de tareas sociales específicas, incluyendo:

  • Publicando nuevas publicaciones en el blog a medida que van en vivo.
  • Publicación de otras actualizaciones de perfil que promueven el compromiso de los seguidores y la lealtad a la marca.
  • Responder inmediatamente a cualquier comentario, pregunta o queja que quede para su negocio.
  • Curar el contenido de otras fuentes sociales para aumentar la autoridad percibida de su marca.

Un CM puede forjar conexiones con otros dueños de negocios 

Finalmente, los buenos administradores de la comunidad no solo están activos en el sitio web de su empresa.

También están contactando a otros en su industria para organizar oportunidades de promoción. Las tareas en este reino pueden incluir:

  • Organizar intercambios de invitados con sitios web relacionados.
  • Establecimiento de asociaciones de ventas de empresas conjuntas con otros propietarios de negocios.
  • Formar las relaciones necesarias para que las figuras de autoridad de la industria compartan el contenido de su sitio.
  • Realiza sesiones de formación que hacen crecer tu audiencia.

Cuando se toman juntos, el impacto económico de un buen CM puede ser sustancial.

Y es cierto que todas estas tareas juntas representan suficiente trabajo para mantener ocupado a un empleado de tiempo completo.

Pero el poder de un CM viene de algo más que quitar el trabajo de los escritorios de otros empleados.

Por todo esto y mucho más no desmerezcamos esta profesiones, quizá no hacemos investigaciones diarias para poder curar el cáncer pero nos hemos convertido en mano derecha para las empresas de escuchar y comprender a sus usuarios,  tratando de satisfacer sus necesidad, creando gracias a ellos buenas estrategias digitales, contribuyendo a hacer crecer marcas año a año.