El Growth Hacking para ecommerce le permite a tu negocio crecer abruptamente con una inversión mínima. Aprende a lograrlo con estas técnicas.

Es verdad que los ecommerce ya venían experimentando un constante crecimiento. Sin embargo, con la llegada del Covid-19, los comercios electrónicos se han masificado a tal punto que ahora todos (o casi todos) prefieren comprar vía online.

La estrategia de los ecommerce, sin duda, está enfocada en vender, aunque para lograrlo se necesita, además de capital, una fuerte inversión para atraer clientes. Inversión que, en estos momentos, muchos no pueden hacer. Aquí nace una pregunta: ¿cómo atraer clientes si no puedo invertir dinero en ello?

Y aquí la respuesta: con el Growth Hacking.

Como explicamos en “Growth Hacking: Estrategias digitales para un crecimiento acelerado”, el Growth Hacking es una combinación de técnicas de marketing para hacer crecer nuestros clientes, pero con una inversión mínima de recursos.

Para lograr este crecimiento, es importante partir de la siguiente premisa: adaptación. El Growth Hacking es saber adaptarnos constantemente a las necesidades de los usuarios con el fin de convertirlos no solo en una importante fuente de ingresos, sino también en embajadores y fans de la marca.

Armemos tu estrategia de Growth Hacking

El mantra del Growth Hacking es enfocarse en establecer las prioridades de crecimiento para luego medir los resultados de los hacks y, tras varias pruebas, identificar qué genera crecimiento a bajo costo para implementarlo.

Para lograrlo, tu estrategia debe seguir los siguientes pasos:

  • Empatía: Ponte en los zapatos de tu cliente con el fin de optimizar tu producto o servicio. Es importante que en este punto analices las preferencias y necesidades de tu público objetivo.
  • Crea métricas: Si bien es importante determinar distintas métricas, ello puede llevar a saturarte de data y a perder el rumbo. Por ello, es necesario determinar cuál es la métrica más importante para tu empresa (The One Metric That Matters – OMTM).
  • ¿Qué canales usar?: Debes priorizar aquellos canales en los que implementarás las estrategias, las cuales dependerán de varios factores, como la industria, ubicación, demografía de tus usuarios, entre otros. Entre tus canales pueden estar las redes sociales, la gamificación, el SEM, SEO, mailings, entre otros.
  • Testing A/B: Los dos últimos puntos tienen que ver con este. Aquí tendrás que probar distintas acciones para determinar la eficiencia de tu estrategia.
  • Análisis de datos: Debes tener en claro los resultados de todas tus iniciativas con el fin de recopilar todos los insights posibles para mejorar.
  • Optimiza los procesos: A través de los insights que recopilaste al analizar los datos, podrás tomar acciones para modificar o mejorar tus procesos. Estas acciones pueden ir desde cambiar tus canales prioritarios hasta implementar un nuevo test A/B.

De la teoría a la práctica

Ahora que ya armaste tu estrategia, ¡felicidades!, ya eres todo un Growth Hacker. Es momento de ejecutarla siguiendo estas técnicas definitivas de Growth Hacking para un ecommerce exitoso:

Experiencia personalizada

Dale un trato exclusivo a tus clientes. Un estudio de Hubspot señala que los call to action personalizados convierten hasta un 202% más que las llamadas predeterminadas.

Puedes utilizar Inteligencia Artificial o las sesiones específicas por IP para, por ejemplo, enviar mailings que vayan acorde a los gustos de cada uno de tus clientes y con call to actions llamativos y personalizados («Solo por hoy», «Sabemos que te gusta…», «Te recomendamos», entre otros).

Que el cliente te recomiende

Seguro has visto que algunos ecommerce te dan un código para compartirlo con tus amigos y, a cambio, recibes un descuento para tu próxima compra.

Esta es una de las técnicas más efectivas del Growth Hacking para el ecommerce. Básicamente tienes que buscar la manera de motivar a tus clientes para que recomienden tu marca a sus amigos y la mejor manera de hacerlo es premiando su fidelidad con un próximo descuento. ¿Te das cuenta por qué dijimos que nuestros clientes son los mejores embajadores?

Genera recordación de marca

Esto será posible gracias al retargeting. Se trata de una forma en la que el potencial comprador verá tu producto cuando visite otras páginas.

Como cualquiera de nosotros, cuando queremos comprar algo investigamos y comparamos varias opciones. Con el retargeting, podrás generar que ese cliente recuerde tu producto y tu marca y esté más cerca de concretar la compra. Para que el retargeting sea exitoso, recomendamos tener una landing page exclusiva, además de, claro está, segmentar bien tu target.

¡Corran que se agota!

Cuando te interesas por un producto, no necesariamente lo compras, pero ese interés ya fue captado por un Growth Hacker, quien te mandará un aviso con un mensaje del tipo: «¡Solo quedan dos (productos)!».

Al darse cuenta que hay pocas unidades, es mucho más factible para el cliente concretar la compra. También es una técnica de Growth Hacking infalible para el ecommerce.

Descuento en el check out

Puedes crear un cupón de descuento o alguna promoción especial que aparezca en el proceso de check out. Sin embargo, debes tener cuidado para que añadir este descuento no sea tedioso para el usuario.

Un estudio de Statista señala que, al 2019, casi el 70% de los compradores online abandona el carrito de compras antes de completar la transacción, así que lo mejor será que tengas mucho cuidado en este proceso.

Uso del social proof

El social proof o demostración social es un fenómeno psicológico en el que los individuos consideran que cierto patrón de comportamiento es más correcto porque otros lo tienen.

Si aterrizamos el concepto al Growth Hacking, podríamos decir que la decisión de compra estará determinada por alguna recomendación personal. Así que el social proof podría ser una gran técnica si es que encontramos la manera correcta de aplicarla.

Supongamos que uno de tus clientes concreta una compra. Al momento del envío, podrías mandar adjunto algún detalle o presente atractivo a nivel visual con el fin que pueda compartirlo en sus redes sociales y recomendará tu producto indirectamente.

En Velogig consideramos que el Growth Hacking no tiene límites y estas técnicas para el ecommerce son una pequeña muestra de ello.

Si quieres aplicar growth hacking a tu negocio y empezar a crecer rápidamente , dale click al botón de “contáctanos” abajo de este texto.

CONTÁCTANOS