Cuando llega el momento de promocionar tu marca, existen dos opciones: que quieras venderte como todos o que intentes apostar por la diferencia.

El camino más fácil será adaptarte a esas normas ya establecidas y seguir los patrones clásicos del marketing, pero entonces tendrás que aceptar que serán pocos los que vayan a prestarte atención.

Pero entonces, ¿cómo se puede conseguir ser diferente a los demás y que el email marketing destaque?

Hoy analizaremos la situación para brindarte las claves que tu estrategia necesita para que tu campaña sea efectiva. Pero antes es primordial conocer qué es el email marketing y por qué deberías implementarlo.

¿Qué es el email marketing?

El email marketing es una de las herramientas más potentes para crear una comunicación directa con tu cliente. A pesar de llevar muchos años presente en nuestro día a día, su fórmula continúa funcionando si se sigue una estrategia efectiva y adaptada a los objetivos.

Si tuviéramos que idear que pensar en elementos indispensables para el email marketing, este tendría que contener tres elementos:

  1. Una aplicación para gestionar las campañas
  2. Una estrategia
  3. Dedicación y creatividad

La primera no será difícil de conseguir, ya que existen varias aplicaciones de email marketing que te facilitarán totalmente el proceso y te dirán claramente cuáles han sido los resultados de tu promoción.

¿Cómo preparar una estrategia de email marketing?

De la misma manera que no realizarías un spot para televisión sin haber planificado antes qué es lo que vas a comunicar y cómo lo vas a visualizar, para hacer buen uso del email marketing es necesaria una estrategia.

1. Identifica tu target

QUÉ y a QUIÉN. Debes tenerlo muy claro, ya que toda tu estrategia girará en torno a ello. Tienes que tener un target y un objetivo

¿Qué quieres conseguir? Para que puedas visualizarlo, vamos a imaginar que tienes una licorería y esta semana recibirás nuevos botellas de vino tinto. Lo que quieres conseguir es difundir este nuevo producto entre los clientes.

¿Quiénes son los clientes? Es fundamental que conozcas a tu público target para adaptar tu comunicación. En nuestro caso, centraremos la atención en aquellos a los que les gusta más el vino tinto que el blanco, pero no descuidaremos al segundo grupo, ya que quizás logremos tentarlos a probar el nuevo producto o podemos informarles de otras novedades.

2. Piensa cómo promocionar el producto

Ponte por un momento del otro lado. Ahora tendrás que ser un cliente suscrito a las informaciones de tu vinoteca al que le encanta el vino tinto. ¿Qué te gustaría recibir? ¿Cómo tendrían que atraer tu atención para comunicarte la existencia de este producto?

Nos gustan las pruebas gratuitas, los descuentos, los concursos y los sorteos. También nos gusta ver qué opinan otras personas sobre eso que queremos probar, y nos gustan las fotos y los vídeos curiosos, sorprendentes, emocionales.

3. Encuentra la frecuencia adecuada

El email marketing puede jugar en tu contra si no controlas la cantidad de información que envías. Recuerda que hay un segundo de diferencia entre la apertura de ese email interesante e ignorarlo entre la montaña de correos pendientes.

Una vez al mes suele ser suficiente, a no ser que tengas mucho, muchísimo contenido para enviar. Entonces puedes aumentarlo a una vez por semana.

Si tienes dudas, vuelve a sentirte suscriptor y después decide si realmente necesitas enviar ese contenido. El día de la semana y la hora también son una decisión importante.

4. Genera el contenido

Si todos los puntos anteriores están claros y decididos, entonces será el momento de diseñar y redactar el contenido de tu campaña de email marketing.

El producto tendrá que ser el protagonista principal, pero ya que estamos enviando información vamos a aprovecharla.

Incluye también descuentos para productos que tengan bajas ventas, comparte algunas buenas fotografías que la gente haya etiquetado con el hashtag de tu marca e incluye algunas noticias interesantes relacionadas con tu campo.

La importancia de las aplicaciones para hacer email marketing

Ya has aprendido cómo plantear la estrategia, ya has dado rienda suelta a tu dedicación y tu creatividad. ¿Recuerdas cuál era el primer ingrediente para que el envío masivo de mails sea eficiente?

Necesitas una aplicación que te ayude a que toda la estrategia y el diseño de los contenidos llegue a los clientes indicados.

Beneficios de utilizar una aplicación de email marketing

Podrás medir los resultados de tu campaña

La aplicación te permitirá acceder a informes sobre:

  • Cuántas personas han abierto el email.
  • Cuánto tiempo han estado leyéndolo.
  • Si se ha abierto desde un ordenador o desde un dispositivo móvil.
  • Cuántas veces han accedido a él.
  • Cuántas personas hacen click en los enlaces vinculados en el email.
  • Cuántos lo han compartido entre sus contactos.

Con estas estadísticas será mucho más fácil adaptar tu contenido según la actitud de los usuarios, y también detectar los errores para corregirlos y poder mejorar de cara a la próxima campaña que planees.

Usar plantillas predeterminadas y diseño personalizable

Con una aplicación de email marketing podrás utilizar sistema drag and drop o, lo que es lo mismo, bastará con que tomes los objetos y los arrastres para poder colocar módulos y comenzar a crear.

Otra opción es utilizar las plantillas predeterminadas que se pueden adaptar a cualquier tipo de contexto.

Tendrás listas de contactos bien organizadas

El momento de escoger a quién vas a enviarle tu campaña es muy importante. La segmentación de los contactos en tu agenda es un paso clave en el mailing.

Podrás asegurarte, además, de que todos aquellos usuarios inactivos, repetidos o rebotados no estén entre la lista de receptores. Un target específico y bien seleccionado puede marcar la diferencia de éxito en tu campaña.

Personalización, un factor fundamental

Podrá parecer un detalle sin importancia, pero el hecho de que tus clientes reciban sus emails encabezados por su nombre siempre funciona mejor.

Es decir, te fijarás primero en un correo que contiene tu nombre en el asunto, ya que se trata de una palabra que podemos reconocer de un solo vistazo.

Teniendo una aplicación de email marketing podrás programar automáticamente esta opción.

Intenta crear una relación de confianza

Lo que queremos es que nuestros clientes de siempre se queden y los que han llegado nuevos también. Y, además, todos aquellos que quieran unirse.

¿Cómo lo conseguimos? Si analizamos el seguimiento de los clics que nuestros receptores hacen dentro del email, podremos sacar conclusiones sobre qué es lo que le gusta o interesa a cada uno.

Automatización de contenido

Aunque menos importante, otro punto a favor de las aplicaciones de email marketing es la posibilidad de automatizar los envíos de campaña.

Esto te favorecerá especialmente en época de vacaciones, fines de semana o días libres. Podrás continuar con el envío de tus newsletters sin preocupaciones, solo tendrás que encargarte de dejarlo todo listo para poder programar el envío.

Atrévete a probar y a experimentar, y juega con el hecho de que no hay reglas a la hora de promocionar tu marca.