Hace algunos años muchos especialistas en marketing utilizaron tácticas de Black Hat SEO para clasificar sitios web; sin embargo, los tiempos han cambiado y hoy esos sitios web son penalizados.

Debido a esto, en esa época muchos asumieron erróneamente que el SEO era una técnica manipuladora de marketing que se trataba de «engañar al algoritmo» y usar tácticas para hacer que Google pensara que su sitio web era el mejor resultado para una consulta de búsqueda.

Sin embargo, con el pasar del tiempo y la implementación de nuevas tecnologías los algoritmos de los buscadores como Google se han actualizado y ahora es mucho más fácil identificar los sitios web mal intencionados que pretenden utilizar estas prácticas para mejorar su posicionamiento.

Ahora estas prácticas son cada vez más penalizadas y en este artículo profundizaremos en algunas técnicas que debes evitar si no deseas que tu sitio web sea penalizado por violar las directrices de Google y hacer trampas.

Cloaking

Black Hat SEO Cloacking

Es una técnica de Black Hat SEO muy utilizada que consiste en mostrar contenidos diferentes dependiendo de si es un visitante del sitio web o un robot de motores de búsqueda el que lo lee.

Para entender mejor qué es, primero es necesario saber cómo es el proceso de reconocimiento e indexación de sitios web de los motores de búsqueda.

Estos utilizan de «web spiders» (robots encargados de encontrar e indexar sitios web) para llevar a cabo su tarea. Por ejemplo, Google utiliza uno llamado Googlebot, que tiene dos versiones distintas: deepbot y freshbot.

Mientras que el primero se encargará de visitar todos los sitios siguiendo los links que estos contengan, freshbot buscará contenido nuevo, visitando sitios ya conocidos que cambian de contenido frecuentemente.

Entonces, el cloaking hace que un sitio muestre un contenido a los usuarios que lo acceden, pero muestra otro distinto a la web spider. Esto se logra gracias a la identificación de esta última, proceso que puede llevarse a cabo con técnicas diversas, como reconocimiento por IP o user agent.

De esta forma, un sitio web puede por ejemplo ser encontrado en una búsqueda de juegos para niños, pero finalmente presentar pornografía a aquellos que accedan a él.

Tipos de Cloaking

  • Agregar texto en el mismo color que el fondo de la página.
  • Ocultar texto detrás de las imagenes.
  • Mostrar a los robots contenido diferente al de los visitantes.
  • Manipular JavaScript y CSS: por ejemplo, mostrar texto hacia la izquierda o hacia la derecha y fuera de la pantalla.

Spinning

Spinning Seo

El spinning es una técnica de Black Hat SEO que se refiere a la creación de un artículo reutilizando diferentes textos originales.

De esta manera se acelera la generación de contenidos de una forma sencilla. Puede llevarse a cabo mediante un software que automatice el proceso de modificación del contenido o de forma manual, haciendo creer que son textos distintos mediante sinónimos o cambios de orden y palabras.

Pese a que esta técnica viene siendo muy utilizada, hacerlo de forma automática entra dentro de los factores de penalización por parte de Google. Desde su ya famoso Penguin, Google detecta con mayor frecuencia estas prácticas.

Sí, así de contundente se nos muestra Google, escribir lo mismo que otras personas pero con otras palabras no implica innovación.

Keyword Stuffing

Keyword Stuffing

Si el SEO se tratara solo de usar palabras clave, entonces un bloque de palabras clave sería todo lo que se necesitaríamos para clasificar un sitio web como el número uno.

El Keyword Stuffing es una técnica de Black Hat SEO que consiste en el uso excesivo de palabras clave dentro de un texto con el objetivo mal enfocado de darle más relevancia a esta palabra.

Dado que Google quiere ofrecer resultados de alta calidad, éste busca palabras clave ricas en contenido con enlaces semánticos y penaliza con muy poca exposición a los sitios que utilizan esta terrible técnica de «sobre optimización».

Para evitar cualquier tipo de acción negativa por parte de Google, los textos siempre deben redactarse para proporcionar valor al usuario, y de la forma que más se adapte a tu perfil de público.

¿Por qué no debe ser usado?

Si el texto consigue dar una información útil, original y bien sintetizada, eso será un mejor indicador para Google que cualquier variación en la cantidad de keywords utilizadas mismo en el texto.

Cuidado con usar muchos grupos de palabras clave, si buscas posicionarte, cada vez más debes híper especializarte, apuesta por las palabras clave que mejor respondan al mensaje que buscas transmitir.

No existe un porcentaje que defina una densidad de keyword perfecta y ante ello Google recomienda priorizar la «naturalidad» del contenido.

Backlinks Maliciosos

Backlinks

Los backlinks son muy importantes para la optimización de motores de búsqueda. De hecho, son uno de los tres principales factores de clasificación de Google.

Cada enlace utilizados por otros sitios web apuntando hacia el tuyo equivale a un voto de confianza. Entonces, cuantos más votos obtenga tu web desde otros sitios, más popular será tu sitio y más valor te dará Google.

Pero cuidado, esto no se aplica a todos los backlinks, solo se aplica a los de sitios web cualitativos y relevantes.

Aquí es donde aparecen los backlinks maliciosos que son técnicas que algunos practicantes de Black Hat SEO utilizan en contra de sitios web aprovechando el sistema de penalización de Google para para reducir el rango de tu página en los motores de búsqueda.

Por este motivo, Google creó un formulario para ayudarte a desautorizar enlaces maliciosos y de esta manera, cuando revisas tus backlinks, puedes desenredarte de cualquier dominio indeseable.

¿Cómo saber si Google me penaliza?

Lo primero que piensas cuando sufres un repentino decenso en las positiones de las SERPs es que fuiste penalizado por Google de alguna manera. Sin embargo, ten en cuenta que la fluctuación de los resultados de búsqueda en Google es habitual y podría darse la ocasión en que otros sitios web te hayan desplazado limpiamente debido a que las tendencias de posicionamiento cambiaron o los algoritmos se actualizaron y no realizaste tus optimizaciones.

De todas maneras, hay diversas opciones para verificar si realmente tu sitio web fue penalizado por Google

Síntomas comunes de un sitio web penalizado:

  • El tráfico orgánico se reduce.
  • Tu web pierde relevancia respecto a una serie de palabras clave.
  • Hay páginas que desaparecen completamente de las serps.
  • El domino ha sido desindexado.

Herramienta que te ayudan a detectar penalizaciones en Google

  • Google Search Console: En la sección de «acciones manuales» podrás revisar si tienes algún mensaje de Google indicando si fuiste o no penalizado.
  • Panguin Tool: Es una herramienta gratuita de SEO para ayudarte a investigar si te han afectado las actualizaciones del algoritmo de Google.
  • Google Analitycs: En los gráficos de sesiones podrás revisar el rendimiento de tu sitio, si tienes una disminución drástica, puede ser que te hayan penalizado.
  • Fruition: Este programa utiliza algoritmos patentados específicos para observar los datos de tráfico anteriores de un sitio web y determinar si ha habido una verdadera penalización.
  • FE Internacional: Al ingresar la dirección de un sitio web en este analizador podrás revisar un gráfico con todos los datos históricos de tráfico que a tenido el sitio web y determinar si hubo o no una penalización.

Si tu web cumple alguna de todas las condiciones de ser penalizada no te preocupes, todo se puede arreglar.

En caso de que la penalización haya sido manual lo tendrás más fácil, corrige el problema y manda una reconsideración; si la penalización ha sido algorítmica tendrás que investigar la causa, arreglarla, mandar una reconsideración y esperar a todo que se solucione.

Ahora que sabes lo que no debes hacer en SEO para tu marca ¿Estás listo para aplicar las buenas prácticas?
Si tienes más dudas o necesitas ayuda con tu redes, comunícate con algún miembro de nuestro equipo. 

 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.